Mitos

Mito 1: Fumar es sólo un mal hábito.
La Realidad: La nicotina es una droga muy adictiva, tan adictiva como la heroína o la cocaína. Fumar no es un hábito sino una adicción.

Mito 2: Dejar de fumar es sólo cuestión de fuerza de voluntad.
La Realidad: Dejar de fumar es sumamente difícil ya que fumar es una adicción. Para muchos, tener fuerza de voluntad no es suficiente. Sin embargo, existen varios tratamientos psicosociales y farmacológicos que lo pueden ayudar.

Mito 3: Si no deja de fumar en el primer intento, nunca será capaz de dejarlo.
La Realidad: Dejar de fumar es difícil. Por lo general, la mayoría de las personas tiene que intentar al menos 2 o 7 veces antes de tener éxito. Por eso es importante no descorazonarse si no se logra en el primer intento.

Mito 4: La única manera de dejar de fumar es de golpe.
La Realidad: Para algunas personas esto es efectivo pero para otras no lo es. En las personas que son muy adictas a la nicotina, la manera más efectiva de dejar de fumar es usando una combinación de apoyo psicosocial y terapia de reemplazo de la nicotina (parche de nicotina) o medicinas sin nicotina (bupropion). Su médico u otro profesional de la salud le brindarán la mejor ayuda para dejar de fumar.

Mito 5 Dejar de fumar es costoso.
La Realidad: La mayoría de los fumadores gasta más de 20 pesos por semana en cigarrillos. Si se calcula la plata gastada en cigarrillos en todos los años en los que se ha fumado se comprueba que lo que más cuesta es fumar no dejar. En Argentina se está trabajando para que las obras sociales cubran, al menos en parte, el tratamiento.

Compartir esta entrada