Inicio

Presentamos nuestra experiencia de transformación del  sistema de atención tradicional al de una Casa Médica Basada en el Paciente.


Historia de la Casa Médica Centrada en el Paciente 

Buenos Aires, Argentina

Esta es la historia, de la transformación de un policonsultorio, a un microsistema de atención primaria de alto desempeño, denominado Casa Medica Centrada en el Paciente.

Origen del proyecto

Desde la década del 60,  comenzó a desarrollarse un modelo de organización, que trabajando en equipo, optimizaba la accesibilidad, continuidad, coordinación de la atención, y la prevención, agregando gradualmente un uso intensivo de la tecnología de Información y modalidades de remuneración complementarias al pago por servicio.

Se lo denominó, Casa Medica Centrada en el Paciente,  implementándose en ámbitos estatales y privados, dando cobertura a millones de beneficiarios, y resultando en una significativa reducción del uso de las urgencias, la internación, los gastos por beneficiarios, y el desgaste padecido por los profesionales.

Como encaramos la implementación de este modelo?,

Para emprender el viaje de transformación, necesitábamos de un “mapa”. La Comisión Nacional de Aseguramiento de la Calidad (NCQA), de los Estados Unidos, publicó en 2014, las condiciones para reconocer una Casa Médica, que incluye  6 estándares,  27  elementos y 179 factores, Algunos de ellos  obligatorios, Un consultorio puede ser reconocido en 3 niveles, de acuerdo a la cantidad y calidad de cumplimiento.

A continuación, describimos las tres etapas, que implementamos, desde 2009, al presente.

Primera etapa:

  • El equipo, para cumplir con el criterio de accesibilidad, debía contar, con el equivalente de 2 médicos a tiempo completo, y 3 asistentes, además de un experto en Tecnología de la Información. Se identificaron y reformularon las tareas tradicionales, delegando y automatizando aquellas que se reiteraban, para que Cada uno pudiese, trabajar en el máximo de sus capacidades.
  • Incrementamos la accesibilidad, extendimos el horario de atención, de 9 a 20 horas, los días de semana, comprometiéndonos a atender en el día  las urgencias, a no demorar mas de 10 días una consulta programada y, a no tener una espera mayor de 30 minutos. Además de proveer nuestros teléfonos celulares y el correo electrónico, habilitamos un sitio web, que, permite, solicitar turnos y renovar prescripciones,
  • Incorporamos, tecnología de la Información y Comunicación,: desde el 2001, se utiliza la Historia Clínica Web, de VínculoMédico,, el CRM, para la comunicación entre los integrantes del equipo entre sí, y los pacientes, un sistema de soporte para la toma de decisiones, un correo electrónico, y aplicativos, para estimar riesgos, y definir prácticas preventivas.
  • Iniciamos, la documentación de los Procesos administrativos, y médicos, utilizando diagramas de flujo ,para su mejora continua,

Segunda etapa:

  • Se constituyeron paneles de pacientes, asignados a profesionales de referencia, elegidos libremente.
  • Iniciamos, un acuerdo de trabajo con un plan de salud, estableciendo objetivos de mejora de accesibilidad para la población cubierta, y un pago mejorado por servicio., El plan, solicitó a terceros, una investigación comparativa de utilización y costos, que confirmó los beneficios del modelo.
  • Adaptamos el entorno de trabajo, a los requerimientos funcionales. Se estandarizó el equipamiento de los consultorios, se acomodó el escritorio para que el paciente también visualice la pantalla de la computadora. Se generó, un ámbito de trabajo grupal, y se adecuó la sala de espera para reuniones y actividades docentes.
  • Ampliamos el equipo humano y modificamos sus roles: incorporamos una tercera asistente, una nutricionista, una psicóloga y una psiquiatra. Las asistentes comenzaron a tomar tareas tradicionalmente realizadas por los médicos, como la renovación de las prescripciones, carga de antecedentes del paciente,  o transcripción de resultados de estudios a la historia clínica electrónica.
  • Desarrollamos nuevos canales de comunicación, enviando recordatorios de citas a teléfonos celulares, y campañas dirigidas a subpoblaciones, utilizando aplicativos para correos electrónicos masivos. Una pantalla en la sala de espera, actualiza información y  difunde  campañas.

Tercera etapa:

  • Continuamos, con la estandarización y mejora de procesos administrativos y clínicos, orientados a optimizar la relación entre el registro, recuperación y análisis de la información.
  • Agregamos, la plataforma móvil, para que el paciente pueda solicitar turnos, y renovar recetas, desde su celular, Estamos integrando, los datos entre la Historia clínica, y el CRM con automatización de flujos de trabajo, Incorporamos la georreferencia,
  • Conformamos un equipo de Investigación en servicios, con expertos clínicos, en metodología de la investigación, y análisis de las bases de datos, Inicialmente, con estudios descriptivos sobre la calidad de información registrada, Posteriormente, evaluando la implementación de prácticas preventivas, y manejo de problemas de salud relevantes.
  • A través de dos seminarios taller, para postgrado, Capacitamos  profesionales, de prácticas individuales, de planes de salud y de un hospital de la comunidad, con actividades presenciales y a distancia, orientados a implementar este tipo de modelo.

Con la implementación de este proyecto, hemos logrado, un microsistema de atención primaria, con un alto nivel de eficiencia, con:

  • Una mejora de la accesibilidad del paciente al cuidado de su salud, por medios presenciales y digitales,
  • Procesos médicos y administrativos estandarizados,
  • Pacientes integrados en paneles, al cuidado de un equipo liderado por un médico de referencia,
  • Capacidad de analizar la información administrativa y clínica para generar  mejoras continuas,
  • Disminución de las tasas de utilización de estudios, de urgencias y de internaciones, y
  • Mayor satisfacción, de Pacientes, del equipo asistencial,  y del sistema de salud,

Nuestros próximos pasos se orientarán a,:

  • Profundizar, el rol central del paciente, en la toma de decisiones, y la inclusión de los determinantes sociales de la salud,
  • Gestionar, poblaciones en riesgo, apalancándose en  Tecnología de Información incorporadas,
  • Mejorar la coordinación, e interoperabilidad, con planes de salud, entre los distintos niveles de atención,
  • Promover, la formación de otras Casas Médicas, para trabajar en red, intercambiar experiencias organizativas, clínicas y de investigación.